El “Súper Popeye” del “Súper Spectrum”

Hagamos un breve ejercicio de memoria y recordemos por un instante cómo eran los videojuegos de nuestro añorado ZX Spectrum en 1984…

Pequeños sprites, fondos de pantalla en negro, animaciones casi inexistentes y falta de colorido en general, será seguramente lo que ha venido a vuestra mente salvo honrosas excepciones.

Ahora, volvamos al presente… Ante vosotros tenéis un video del gameplay del Popeye de DK’Tronics para el ZX Spectrum, un videojuego con 27 años de antigüedad que tira por tierra nuestra forma de recordar los videojuegos de antaño. Se le podrán criticar muchas cosas, pero lo que nadie podrá negar es que el apartado técnico es como mínimo, asombroso para la época… ¿O soy el único que se ha sorprendido?

http://www.youtube.com/watch?v=ritcSbS7sPI

6 comentarios en “El “Súper Popeye” del “Súper Spectrum””

  1. Esto nos hace recapacitar de que, aunque antiguas o con poca memoria, no exime de tener un gran título y muy bien hecho.
    También podría servir de ejemplo, a las compañías actuales para mostrar de que si la máquina se exprime así como un buen trabajo, como ejemplo de este título, podrían sacar más juegos y mejores actualmente, otra cosa que les interese, pero al menos nos han hecho ver que se pueden hacer cosas mejores con interés y constancia. Sorprendente sin lugar a dudas.

  2. Yo tuve ese juego xD Me decepcionó mucho porque pensé que sería como la recreativa, que era super adictiva (en NES se hizo una buena conversión de ésta). Recuerdo que lo compré en Madrid en un quiosco, yo vivía en Palma de Mallorca, y me pasé un montón de días deseando volver a la isla para jugar…

    No obstante, es buen juego, solo tiene 1 pega: su LENTITUD de movimientos, unido a su gran dificultad, que hacían que fuese dificilísimo y desesperante.

  3. Yo no sé si lo jugásteis en su época, pero a mí me decepcionó muchísimo: la respùesta al teclado/joystick era horrible, el juego era lentísimo y, para colmo, era injugable (algunos hablan de dificultad) por el sólo hecho de que no sabías en cuál de los planos de la pantalla se movían los enemigos, cosa que hacía que vivir o morir fuera cuestión de suerte y no de habilidad. Por desgracia, el tema de la jugabilidad era así en demasiados juegos de 8 bits, por lo que agarrabas unos cabreos monumentales después de comerte los eternos tiempos de carga y ver que sólo eran gráficos moviéndose sin ningún sentido por la pantalla. Un saludo.

Deja un comentario