Remember the game: Fernando Martin Basket Master

Fernando Martin Basket Master

En estos días en que nuestro enorme Pau Gasol se ha hecho con su segundo anillo de la NBA pocos somos los que recordamos al primer deportista español que tuvo el privilegio de jugar en la mayor liga de baloncesto del mundo: el madrileño Fernando Martín. En 1986 este jugador del Real Madrid abandonaba la disciplina blanca para pasar a formar parte de la plantilla de los Portland Trail Blazers. Su carrera en los USA no fue muy fructífera ya que debido en gran parte a las lesiones, solo militó por un año en esta competición para volver posteriormente a su club de toda la vida.

Aún así, en un tiempo en el que ningún europeo se paseaba por las canchas americanas –no olvidemos que fue el segundo en hacerlo-, se forjó un aura de leyenda en torno al pivot madrileño. De hecho, tras su fallecimiento en accidente de tráfico en 1989 nunca jamás nadie ha vuelto a usar el dorsal número 10 en el Real Madrid de baloncesto.

Leer másRemember the game: Fernando Martin Basket Master

Remember the game: Gunstar Heroes

Gunstar Heroes

Inauguramos la nueva sección con un repaso a uno de los mejores juegos del catálogo de Megadrive, la opera prima del estudio de programación Treasure:

Corría el año 1992 y en Konami había un grupo de programadores con un extraordinario trabajo a sus espaldas pero con ganas de hacer cosas nuevas que decidieron poner fin a su trayectoria en dicho gigante del videojuego para formar su propio estudio, con ideas nuevas para juegos únicos con una importante componente arcade. El equipo capitaneado por Masato Maegawa intentó desde sus comienzos desligarse de las pautas que rigen estas grandes compañías “si algo triunfa exprímelo hasta la saciedad” creando por el contrario videojuegos únicos e irrepetibles.

Leer másRemember the game: Gunstar Heroes

Remember the game

Remember the game

Una imagen que se distorsiona en el caprichoso tapiz del tiempo, sensaciones inolvidables a lomos de un control pad de mil colores, melodías que se desencadenan a golpe de acción, videojuegos, imágenes en tu retina que vuelven a ti, ese es mi trabajo, esa es mi misión.

Una nueva sección nace en Infoconsolas, en ella cada semana, cada lunes, siempre que el tiempo me lo permita, os regalaré un viaje de ida a un pasado de plenitud jugable, de maravilla lúdica, de obras que hoy día son plenamente vigentes ya que la calidad de un videojuego no desaparece con el tiempo ni se diluye con la evolución de la tecnología.

En Remember the game os ofreceré mi particular visión de videojuegos pertenecientes a generaciones pasadas, desde los comienzos del medio a la generación de 128 bits.

Espero que este viaje se desarrolle a gusto de todos y que disfrutéis el reencuentro tanto como yo.

Toki: la máquina del mono

Toki

En el año 1989 un servidor era un tierno adolescente de 13 años y me dejaba mi limitadísima paga de los domingos en los recreativos del barrio. Fue un año mágico para todos los que ya en aquella época amábamos los videojuegos. Mientras en casa nos debíamos conformar con nuestro querido Spectrum de 8 bits, cuando visitábamos estos salones todo se llenaba de gráficos espectaculares, melodías inolvidables y mucha diversión frente al joystick.

Ese año estas salas recibieron arcades de reconocido prestigio: Capcom nos regalaba éxitos como Pang, Strider, Final Fight o UN Squadron, Konami el genial brawler TMNT, Sega nos llevaba por primera vez al mundo de Golden Axe, Taito nos hacía surcar el espacio en Hellfire y así hasta el infinito.

Imagínense lo que suponía enfrentarse a estos monstruos del arcade y más aún hacerlo desde una compañía pequeña. Tad Corporation se enfrentó a ese reto con un clásico videojuego de plataformas y disparos llamado Toki, aunque para todos los jóvenes que vivimos ese momento siempre fue la máquina del mono.

Leer másToki: la máquina del mono

Tatsunoko Vs Capcom: Ultimate All-Stars

Tatsunoko Vs Capcom: Ultimate All-Stars

Street Fighter II sentó cátedra allá por 1991 de cómo debía ser un videojuego de lucha. No lo hizo por tener mejores gráficos que nadie, ni por su monumental banda sonora, ni siquiera por la utilización de seis botones de acción o por un sistema de combinación de botones para realizar magias. Lo hizo por darle coherencia y sentido a todo ello.

Todo en este título brillaba con luz propia, sus personajes, la estética, la respuesta de la interfaz de control, la dificultad…y lo hizo de tal forma que convirtió a la mejor third party de todos los tiempos en una compañía mítica, la firmante de uno de los mejores videojuegos de la Historia.

Leer másTatsunoko Vs Capcom: Ultimate All-Stars