¿Bajarían los precios sin piratería? Por lo visto no…

Precios videojuegos

El elevado ratio de piratería dentro de la industria del videojuego, es uno de los principales argumentos que se utilizan para justificar el elevado precio de los videojuegos.

Desde siempre, hemos escuchado en diferentes medios de una u otra forma, la idea de que si no existiese la piratería, los juegos serian más baratos. Pero las palabras se las lleva el viento y el mejor ejemplo, lo podemos encontrar hoy en día en cualquier tienda de videojuegos y se llama… PS3.

Si señores, las masas somos fáciles de llevar, fáciles de convencer, contentar e incluso, fáciles de engañar. Fácil fue convencernos de que el CD era mejor soporte que el cartucho, fácilmente nos contentaron con la historia de que al ser un soporte más económico sería más barato y fácilmente, “nos la colaron” manteniendo los mismos precios…

 

Desde la llegada del CD a nuestras vidas como jugadores, hemos escuchado en múltiples ocasiones el daño que hace la piratería a la industria, responsabilizando en parte a la misma y de esta forma, justificándose por los elevados precios.

Directivos, programadores, relaciones públicas… durante estos años de sus labios han salido frases del tipo “con el actual porcentaje de piratería nos es imposible rebajar el precio de los videojuegos” o por ejemplo “si no existiese la piratería los videojuegos serian más económicos”. Esta última frase o similares, ha sido especialmente utilizada en los casos en que se tomaban medidas antipiratería que perjudicaban al total de los usuarios, siendo una forma de darnos una cierta esperanza.

Pero la realidad es otra, no podemos generalizar, pero el caso es que uno de los sistemas de videojuegos de mayor éxito en la actual generación, tiene un ratio de piratería prácticamente nulo, y los usuarios todavía estamos esperando las consecuencias de esta maravillosa noticia para la industria.

Como es evidente, estamos hablando de la bestia negra de Sony, la PS3. Sony ha conseguido una consola que para la inmensa mayoría de los usuarios, es imposible hackear, existen excepciones, pero no están a disposición del usuario base.

En consecuencia, tenemos un sistema de éxito, con un buen nivel de ventas en el que todo el software que se desarrolla, no tiene perdida alguna por la piratería. Dicho de otra forma, un sistema virgen, sin piratería que ocasione ninguna perdida directa, una consola donde ni compañías ni asociaciones pueden publicar estudios de sus cuantiosas perdidas que tan a menudo vemos… Por lo tanto, podemos decir que la PS3 es un sistema donde las compañías ganan lo que le corresponde según su trabajo.

De esta forma, la PS3 es la plataforma que durante tantos años la industria del videojuego ha venido solicitando, esa fuente de la eterna juventud de la que todos saldríamos beneficiados, tanto empresas como usuarios… Pero como era de esperar, todo sigue igual: Los precios de los videojuegos de la PS3 son iguales o superiores que los de su competencia, la Xbox 360. Una consola, que dicho sea de paso, sufre en gran medida los efectos de la piratería.

¿Cómo es posible? Las industria no para de quejarse (con motivos) del alto grado de piratería existente y en el momento que hay una consola con millones de usuarios, ¿todo sigue igual?

Mi argumento no se basa en lo que distintos personajes de la industria hayan dicho hace uno o diez años, hace muchos años que sólo me fío de la palabra de los que anteriormente se han ganado mi confianza, pero si el “mal de la piratería” les afecta tanto como ellos dicen, por pura lógica la inexistencia de la misma debería aportarles grandes beneficios, de los cuales lo correcto sería que percibiésemos alguna ventaja.

No quiero pecar de ingenuo, soy consciente de que por el hecho de haber logrado ganar una batalla contra la piratería en la PS3, la industria no tiene el compromiso de darnos ni un céntimo, esto es así en un mundo donde los máximos beneficios económicos sustituyen a la moral. Pero pensando en términos mercantilistas o de marketing, que los precios de PS3 no sean más baratos que los de la competencia (la cual sufre la piratería) es lo peor que pueden hacer para erradicar la propia piratería. Analicémoslo brevemente:

1. Toda una vida escuchando los grandes daños de la piratería.
2. Consiguen crear una plataforma de éxito que no se puede piratear.

3. El usuario no percibe ninguna ventaja, viendo como en otras plataformas, los mismos juegos se pueden adquirir gratis o a un coste mínimo…

¿Por qué plataforma se decantarán una gran parte de los futuros compradores? La respuesta es evidente.

La industria del videojuego tiene en estos momentos una oportunidad única para dar un golpe “de muerte” a la piratería. La PS3 se podría convertir en toda una insignia en esta eterna guerra entre la industria y la piratería, Pero lamentablemente, la industria tiene un enfoque sobre el tema completamente erróneo.

La PS3 podría ser el ejemplo perfecto de cómo la industria premia al “buen usuario” poniendo el precio de sus juegos a unas cifras más económicas, siendo esta la mejor formula para hacer entender a la mayoría de los usuarios, tanto propios como de la competencia, que sin la piratería todos ganamos. Un mensaje claro y contundente.

En vez de eso, los usuarios ven como tras tantos ríos de tinta, leyes y sistemas anticopia, después de tantos lamentos por parte de la industria, cuando por fin consiguen su objetivo… todo sigue igual. El resultado, la consecuencia, el pensamiento de la mayoría de los consumidores con esta actuación, es que: “si tras conseguir erradicar la piratería todo sigue igual, no seria tan mala como nos contaban…

Sencillamente, este es el pensamiento generalizado que están consiguiendo con su comportamiento, la idea puede ser equivocada, pero es la que es. Acción y reacción, ¿sin piratería no cambia nada? Pues no sería para tanto.

Es una pena que un problema tan serio como el de la piratería en los videojuegos, no se plantee desde diferentes puntos de vista. Con la PS3 se ha dado un gran paso adelante, se ha ganado una importante batalla, pero si el usuario no percibe beneficio alguno, esta batalla inicialmente ganada puede dar paso a un feroz contraataque.

La PS3 es un arma letal de doble filo, espero que en beneficio de todos, decidan usarla de una vez por todas de la forma correcta, premiando y demostrando a todos los usuarios, que una consola sin piratería, es una mejor consola… Tanto para el bolsillo de los usuarios como para las arcas de la industria.

Deja un comentario